Hoy os proponemos un poco de inspiración para looks formales de mañana, tipo preppy o working lady. Colores neutros y cortes clásicos serán siempre una apuesta segura, si no estamos seguros de cuántos riesgos podemos tomar. Con vestidos a la altura de la rodilla y chaquetas cruzadas imposible fallar. En los pies salones o bailarinas, si la ocasión lo permite.

 

Para dar el toque de color y personalizar el resultado siempre nos quedarán los complementos, con los que rompemos la monotonía del outfit y quitamos algo de sobriedad  al conjunto.

En cuanto al maquillaje, ¿qué propondríais? ¿Quién llevaría la voz cantante: labios, ojos, uñas…?