Con la entrada del verano los colores más vivos salen del neceser. Hoy es el turno del tono Coquette (nº85) de Rouge allure de Chanel.

La colección que destacan este verano la componen tres tonos, que hacen que la linea ya tenga 28. Los otros dos tienen un tono más marrón o burdeos, pero este es un rosa satinado perfecto para estas fechas. 

La linea de caracteriza por su fina textura efecto segunda piel y su resultado satinado y muy luminoso. Además, según nos indica Chanel, la asociación de manteca de karité y derivado de aceite de canola son los que hacen que la barra sea suave y confortable en los labios. 
El envase está muy bien logrado, se abre presionando el logo de Chanel que se encuentra en el extremo dorado y la barra de labios la protege la tapa negra brillante que veis en la imagen. 
La textura es muy fresca y podéis ver en la imagen el acabado satinado que os mencionaba. El tono se refleja bastante bien en la foto, es un rosa brillante, aunque con bastantes reflejos coral. A veces aplico un gloss transparente en la parte central del labio, pero realmente es de por si bastante brillante, el perfilador también es opcional, aunque yo siempre lo uso. Supongo que es más que nada una costumbre para acentuar más el volumen de los labios.

La duración no es mayor que las de otras barras no fijas. Al ser tan hidrante hay que aplicar de vez en cuando para mantener el color original. Normalmente yo lo que hago es aplicar el lápiz con el que delineo el borde del labio también por el centro y así parece que se mantiene más la barra de labios y puedo estar varias horas sin retocar el color.
En cuanto al precio, ronda los 24 euros. Esta es la principal desventaja aunque es cierto que el producto lo merece. Los labios mantienen un aspecto muy cuidado y hay 28 tonos entre los que elegir el que más nos favorece. Para este verano yo continúo sacandole partido a mi Coquette. 
Valoración: 9/10

Valoración según calidad/precio: 8/10

¿Cuál es vuestro tono favorito de la línea? ¿Coincidís conmigo?